EL MUNICIPIO REALIZA CONTROLES A PORCINOS EN LAS CHACRAS DE LA MARGEN SUR


Hace poco tiempo comenzó a funcionar la sala de faena porcina en el Matadero Municipal, y con ello, el inicio del Programa de Acompañamiento a Productores Porcinos encarado por la Secretaría de la Producción en consonancia con Zoonosis y el Matadero. En este marco, el Municipio se encuentra realizando los controles pertinentes para la detección de triquinosis en la población porcina.


Sonia Castiglione, secretaria de Producción y Ambiente, comentó al respecto que “en el marco del Programa de Acompañamiento a Productores Porcinos y de normalización de los distintos establecimientos, vinimos a acompañar a la gente de Zoonosis y del Matadero Municipal que está llevando adelante este programa, en la fase de extracción de sangre y demás”.

Esto es un trabajo arduo pero tenemos muy buena predisposición de todos los productores –añadió Castiglione-, se han sumado con muchas ganas a este programa, porque la propuesta del Municipio es ayudarlos a que mejoren las instalaciones, a que mejoren la calidad de sus cerdos, a que sea una producción sanitariamente apta, y esto viene de la mano de un cuello de botella que había en su momento, que era dónde faenar, hoy con la sala de faena que el Municipio ha puesto a trabajar, realmente se abren muchísimas posibilidades pero hay que trabajar mucho en regularizar y normalizar las producciones”.

Por su parte, Luis Ruiz, Coordinador de Zoonosis, explicó que “estamos sacando sangre, haciendo el control a través del Malbrán para el diagnóstico de triquinosis, es parte del plan que estamos realizando junto con la Secretaría de la Producción”.

Son alrededor de veinte chacras las que vamos a hacer, esperemos que la mayor cantidad posible de chacras de la zona, para lograr el control total de la población de cerdos” agregó.

En este sentido, indicó que “hasta ahora el programa viene funcionando bien, falta todavía, hemos empezado recién en diciembre. La idea es, durante el año, poder llegar a cumplimentar la mayor cantidad de cerdos posibles, para después, toda esa carne sea producción local y segura”.

Héctor González es el propietario de la Chacra “El Froilán” en la margen sur de la ciudad, expresó respecto a esto que “me parece perfecto que hagan los controles y que lo hagan en serio, porque esto es un tema de salud pública”.