Partió hace más de un año de Ushuaia y quiere llegar hasta Alaska caminando



 Martín Echegaray Davies, mientras usted lee estas líneas, en algún punto de la ruta entre Chimbote y Trujillo, en Perú. Qué tiene de raro eso, se preguntará. Más que raro, es maravilloso. Martín viene caminando desde hace más de un año y dos meses; partió el 31 de octubre de 2017 desde Ushuaia, ya cruzó por toda la Argentina y Bolivia, pasó por Lima y sigue firme en su objetivo de llegar hasta Alaska… ¡a pie!



El 31 de octubre partió de Ushuaia, y el 1 de noviembre publicó esta foto en las redes.
El 31 de octubre partió de Ushuaia, y el 1 de noviembre publicó esta foto en las redes.
Bautizó su aventura -su sueño- “Caminata Las 3 Américas”, y si el desafío suena complicado, él se encargó de complicarlo más: al cruzar la Argentina se propuso pasar por todas las capitales de provincia, zigzagueando de un lado al otro del mapa.
En 327 días caminó 9.783 km y no se perdió ninguna: de Viedma cruzó a Neuquén, pasó por Santa Rosa, La Plata, de allí al Litoral hasta Posadas, Formosa, y volvió al sur para llegar Córdoba, San Luis, Mendoza, y luego pasar por San Juan y todo el NOA hasta La Quiaca.
Ni el viento, ni el frío lo detuvieron. Tampoco la altura del Altiplano boliviano, ni el árido desierto del sur peruano.


Al cruzar la Argentina, Martín unió todas las capitales provinciales.
Al cruzar la Argentina, Martín unió todas las capitales provinciales.
El hombre tiene 60 años y anda las rutas tirando de su “carricatre pilchero”, donde lleva "mi hotel cinco estrellas", como dijo en alguna entrevista: ropa, algunos alimentos, agua, una carpa y poco más.
Eso sí, tuvo que cambiarle las ruedas originales de bicicleta por otras más resistentes, de ciclomotor. También pasó por varios pares de zapatillas; no le aguantan el ritmo. Y supo adaptar un arnés para poder tirar del carro con las manos libres.


La gente se suma con afecto a las fotos, como estos trabajadores en una ruta de Cañete, Perú.
La gente se suma con afecto a las fotos, como estos trabajadores en una ruta de Cañete, Perú.
Vecino de Trelew y descendiente de los colonos galeses que desembarcaron en la Patagonia en el mítico velero Mimosa, Martín va subiendo fotos y videos a las redes sociales (pueden buscarlo en Facebook como “Martín E. Echegaray Davies”  "CaminataLas3Americas/", y también tiene un canal de Youtube).


Vestir con corbata es un signo de educación que abre puertas, dice Martín.
Vestir con corbata es un signo de educación que abre puertas, dice Martín.
Hombre de pocas palabras, prefiere ir documentando los lugares por los que pasa, la gente que se le acerca, lo saluda, le da ánimos, le ofrece comida, alojamiento.


Un "amigo del camino" repara su carricatre en Santiago del Estero.
Un "amigo del camino" repara su carricatre en Santiago del Estero.
“Hola amigos, recién llego a Tupiza, Bolivia, todo bien, no hay más señal hasta Uyuni, 200 Km y es todo montaña así que no pregunten por mi por un tiempo, abrazo a todos”, posteó el 26 de septiembre.
“Saliendo de Ica, Perú, hacia Lima, gracias, todo bien, un abrazo”, el 15 de noviembre. Lleva un cuaderno de bitácora que hace firmar en ciudades y fronteras para certificar su recorrido. La publicación más reciente es del viernes 7 de diciembre: "Hola amigos, saliendo de nuevo Chimbote, hacia Trujillo, Perú, gracias, un abrazo".


Martín hace firmar su "bitácora" en algún organismo oficial de cada lugar por el que pasa.
Martín hace firmar su "bitácora" en algún organismo oficial de cada lugar por el que pasa.
Sospecho que en este tiempo de caminata, don Martín debe haber vivido experiencias que la mayoría de nosotros, corriendo de un lado a otro, siempre sin tiempo, rezongando por esto o aquello, no vivimos nunca.


Una de sus fotos más recientes, llegando a Chimbote, en Perú.
Una de sus fotos más recientes, llegando a Chimbote, en Perú.
La noche solitaria en la inmensidad de la estepa patagónica, los cielos infinitos del Altiplano, un refugio improvisado ante la lluvia en alguna parada de buses semiderruida al costado de la ruta, saludos y abrazos de miles de desconocidos que cruza por el camino, noches compartidas con familias que lo recibieron en casa como uno más, los buenos deseos que le dejan en las redes.
Buen viaje, don Martín, y ánimo, que Alaska no está tan lejos.


El carro de Martin Echegaray Davies lleva una bandera argentina y otra de la comunidad galesa.
El carro de Martin Echegaray Davies lleva una bandera argentina y otra de la comunidad galesa.
Fuente: clarin

Dejanos tu consulta en el FORMULARIO DE CONTACTO