“ES LA PRIMERA VEZ QUE EN UN CONGRESO DOCENTES JÓVENES CUENTAN SU EXPERIENCIA”


Laura Kiel es licenciada en Psicología, estuvo participando del Primer Congreso Internacional “Educación e Inclusión desde el Sur” como comentarista de una de las mesas. En declaraciones señaló la importancia del evento, sobre todo en el contexto actual, y celebró la modalidad en la que se desarrolló la experiencia.


En este sentido, Kiel expresó que “la verdad que es una movida fantástica, por muchos motivos; primero porque es en el sur; segundo, porque hay un colectivo detrás de todo esto y; tercero, porque el formato del Congreso tiene mucho que ver con lo que está pasando”.



“Arranqué mi mesa diciendo que en los años que llevo de recorrer congresos, de un lado y del otro, de psicología y de educación, es la primera vez que se pone a docentes jóvenes, arrancando, contando su experiencia, contando el aula, contando un proyecto a esa cantidad de gente, porque en general el formato del congreso es la exposición central y luego se divide en tanta cantidad de mesas simultáneas” agregó la licenciada en psicología, al tiempo que consideró que “la verdad que fue emocionante ver a las docentes que estaban presentando la mesa frente a esa cantidad de gente, el respeto, el silencio de la gente, es una movida que reconforta y entusiasma, es una bocanada de aire”.

Con relación a la decisión de llevar adelante esta actividad en una localidad sureña, Kiel opinó que “esta es una oferta de mucho respeto al docente, de condiciones de convivencia muy cuidadas, me parece que esta posibilidad de que los docentes escuchen a alguien como Philippe Meireau, como a Flavia Terigi, esa posibilidad de desarmar la práctica de la teoría y el especialista que viene a hablar y, después, están los trabajos del otro lado, acá todos los que vinimos a comentar fue a dar cuenta de lo que aprendimos de la lectura de los trabajos y a rescatar el valor de las experiencias” .

Asimismo, señaló que “también tiene que ver con un momento político y con una situación del país donde hacen falta momentos de encuentro, hacen falta momentos de encontrarse con los otros para transitar situaciones que son muy difíciles” y añadió: “vemos el lugar adonde está llegando la educación y bajo que lógica manejan el sistema educativo. Esto me parece que da cuenta de lo que no se va a poder meter en un formato mercantilizado y técnico”.

Finalmente, Kiel afirmó que “esto es un gesto de resistencia, es un buen modo de resistencia a estas lógicas actuales que están agobiándonos y arrasando las subjetividades y los colectivos”.