Camilo Sesto, en soledad

Con 72 años retirado y alejado de la gente.

Camilo Sesto ha vivido otro cumpleaños muy especial. El 14 de septiembre se ha festejado el 40 aniversario de la publicación de la que es probablemente su canción más conocida, Vivir así es morir de amor. El buque insignia del cantante, de su álbum Sentimientos, que vendió más de 13 millones de copias. Por esto este viernes se ha editado en vinilo el tema con nuevas interpretaciones y remezclas a manos del productor y líder del grupo La Casa Azul Guille Milkyway, que ha acompañado el lanzamiento con unas emotivas palabras dedicadas al intérprete original de este clásico. “Camilo Sesto es una pieza clave en la historia de la música pop en español, un músico excepcional que definió el sonido de la canción romántica, sentó las bases de la música melódica española y la proyectó internacionalmente con una potencia nunca antes vista. Es junto a Julio Iglesias, Raphael y Nino Bravo la voz de una generación que ha trascendido a su época y ha influido a muchísimos artistas más allá incluso de su género (…) Vivir así es morir de amor es la canción pop total. Resulta irresistible porque todo cuadra, es un puzzle perfecto.”



Elogios que se corresponden con las cifras de su carrera. 40 discos publicados, medio centenar de números uno en distintos países y más de 70 millones de copias vendidas le avalan como uno de los más grandes artistas españoles de siempre. Los nuevos proyectos y los honores le ilusionan y le ayudan a olvidar del todo los últimos años, llenos de dificultades especialmente en el terreno de la salud. Tras superar con éxito un transplante de hígado en 2001, ha estado tres años sufriendo fuertes dolores en un pie después de rompérselo en 2013. Tras pasar varias veces por el quirófano, se sometió a una última operación y con mucha rehabilitación ha conseguido dejar atrás la lesión. En aquel momento el cambio en su cara tras someterse a cirugía plástica también le acarreó muchas críticas, aunque él simplemente respondió: “Esas son cosas frívolas al lado de todo lo que he hecho en mi vida, escrito, compuesto, producido y cantado a los largo de tantos años”.
Ahora lleva una vida casera leyendo y sobre todo pintando, una de las cosas que le hacen más feliz. Pero la mayor protagonista en su vida es la soledad, que en su caso es buscada y que según quienes le conocen, no le causa ninguna infelicidad. Su hijo Camilín, fruto de su relación con la mejicana Lourdes Ornelas, es hoy Camilo Blanes Jr, un artista de 34 años que ha lanzado un disco y que en su cuenta de Twitter proclama orgulloso que es el hijo de Camilo Sesto. Con él mantiene una relación muy estrecha, no así con la madre, y se comunican frecuentemente sobre todo por Internet. Respecto al amor, Camilo Sesto sigue soltero y sin pareja. Siempre ha vivido como ha querido, sin tener en cuenta los comentarios sobre su ambigüedad sexual, y aún hoy se sigue cuidando para sentirse atractivo, pero vive muy a gusto solo.
Con quién sí mantiene una estrecha relación es con sus amigos de toda la vida, como Angela Carrasco, su compañera en Jesucristo Superstar, la ópera rock que protagonizó en 1975 y que le brindó uno de sus mayores éxitos. No se sabe si ella o su hijo estarán en su cumpleaños, aunque la celebración se prevé discreta. No por austeridad, ya que pese a los rumores de que estaba arruinado desde su entorno aseguran que supo invertir muy bien sus ganancias en negocios inmobiliarios y recibe ingresos puntualmente gracias a los derechos de autor. Estos días tuiteaba orgulloso que sigue siendo el cantante valenciano más escuchado en Spotify. En su tierra, Camilo Sesto sigue siendo profeta. Hace dos años fue nombrado hijo predilecto de Alcoy coincidiendo con su 70 cumpleaños, y desde el pasado junio también cuenta con una avenida con su nombre en la localidad alicantina que le vio nacer.







Dejanos tu consulta en el FORMULARIO DE CONTACTO