Miles se movilizaron en la Marcha del Orgullo Gay en Rosario

Con el espíritu de cada año, este sábado se hizo la 13° edición de la marcha y festival del orgullo Lgtbi en la plaza Libertad, de Mitre y Pasco.  Esta vez el lema fue “basta de travesticidios”; tuvo que ver con las muertes que se dieron en el último  tiempo. Hubo feria y marcha hacia el Monumento a la Bandera. El cierre del encuentro fue con la banda Sudor Marika y la cantante Ayelén Beker.



Como todos los años, la marcha del orgullo de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales recorre las calles de la ciudad y es organizada por distintas organizaciones que trabajan el tema.


En ese marco, y antes de cerrar el festival, se leyó un documento muy crítico. Uno de los puntos centrales fue el reclamo al gobierno nacional por la eliminación del Ministerio de Salud. También dieron su apoyo el aborto seguro, legal y gratuito, al cupo laboral trans en el Estado y a la implementación de la ley de Educación Sexual Integral (ESI) en las escuelas.


Esteban Paulón, subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual de la provincia, dijo a <El Ciudadano>  que lo que permite el encuentro es darle visibilidad al colectivo Lgtbi y luchar contra la discriminación.“La  iniciativa de la marcha es de las organizaciones y nosotros, como todos los años, los acompañamos. Año tras año va creciendo y se van sumando más colectivos y estudiantes secundarios. Es decir, hay distintos sectores que antes acompañaban desde otro lugar”, explicó Paulón.


El subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual dijo que la elección del lema de este año tuvo que ver con el aumento de violencia hacia travestis y trans: hubo más de 50 muertes a nivel nacional.


Paulón contó que si bien se avanzó con respecto a las leyes y hay un “acuerdo social” con la necesidad de incluir, todavía falta mucho. “El cambio se da con educación sexual, campañas de difusión y acciones que promuevan eso”, aseguró.


El 28 de junio de 1969 tras la detención de varias personas en un bar de Nueva York, Estados Unidos, donde se reunía la comunidad Lgtbi, se desencadenó una serie de disturbios que dieron inicio al movimiento de liberación homosexual.


Un año después ocurrió la primera marcha por el orgullo gay en esa ciudad. Hoy ya son varias en casi todas las grandes ciudades del mundo.