Marilyn y "el sufrimiento por no ser igual"

Marilyn se estreno en varios cines del país. Martín Rodríguez Redondo, es el director de esta película que aborda la opresión, de una joven acorralada por su familia y el sentido común de su pueblo.


En una reciente entrevista el director explicó que el guión es "el relato de la propia Marilyn, escrito en su diario íntimo titulado ¨El sufrimiento por no ser igual¨, son diez páginas. Es la subjetividad de Marilyn. Yo no sé si todos los hechos que ella relata sucedieron o no, quiero pensar que sí. A partir de ahí yo realicé algunos cambios en la película, no todo es igual, hay cosas que están bajadas de intensidad y otras que están subidas. Está basada en hechos reales, pero creo que fui fiel a la subjetividad de Marilyn", dijo.

Si te gusta esta Publicación Clic Abajo  


El caso de Marilyn aborda una vida centrada en el sentido común la sinápsis de la película es clara, "la repentina muerte del padre deja a la familia en una situación vulnerable. El patrón del campo los presiona para que se vayan y la madre, a su vez, presiona a Marcos para que se ocupe del campo. Apodado Marilyn por otros adolescentes del pueblo, es objeto de deseo y discriminación. En un clima de creciente opresión, acorralado por su familia y por el pueblo, Marcos se verá confrontado a la imposibilidad de ser quien quiere ser".






En Argentina existe al Ley de Identidad y la Ley de Matrimonio Igualitario pero aún así queda mucho por pelear. Según explican distintos profesionales de la salud, la mayoría de las niñas y niños que llegan a las primeras consultas tienen entre 3 y 5 años. El motivo de la consulta es por la angustia de los padres que desconocen cómo acompañar a sus hijos en este recorrido. Hasta que se escolarizan, los chicos no viven su situación como algo angustiante. Recién en la primaria, cuando los tabúes de género están más arraigados, se los inculcan producto de una cultura machista y patriarcal. Padres, docentes e incluso los alumnos desconocen cómo abordar el tema, y muchas veces responden desde los prejuicios, y cuando no, con violencia.
La película cuenta una realidad que debemos tener en cuenta a la hora de seguir peleando por la educación sexual. Para que ningún niño o niña vuelva a tener que vivir una situación violenta, porque debería aplicarse para enseñar sobre la existencia de identidades y sexualidades que no tienen como único horizonte a la heteronorma. La pelea por la plena libertad sexual debe pensarse como una pelea contra el sistema capitalista y patriarcal.