No grabo porque no tengo nada mejor que mis éxitos: Amanda Miguel

Habla de por qué sigue vigente en la música después de 37 años, del diálogo que tiene con sus fans gracias a internet y de cómo ha mantenido a su familia unidaAmanda Miguel no suelta su abanico, es parte de su personalidad, al igual que su larga y risada cabellera y ese timbre de voz, con el que en la década de los 80 se dio a conocer y más tarde se encumbró como una de las más exitosas cantantes de aquella época; dice que le ayuda a aminorar los nervios que a casi 40 años de trayectoria aún siente cuando está en una entrevista o frente al público.
Así que antes de que el rostro se le perle de sudor, lo acciona; al tiempo que se sienta, una vez que le han retocado el maquillaje. Luce feliz, emocionada y expectante ante la cita que la espera el próximo miércoles en el Auditorio Nacional, donde presentará su show Solita y sin ataduras.
En el pequeño salón del Hotel Marquis, apenas se percibe la reproducción de su voz al ritmo de “Así no te amará jamás”, “Él me mintió” y “Las pequeñas cosas”, algunos de sus éxitos, antes de iniciar la entrevista en la que reconoce que después de tantos años de vivir en México, ya se siente “mexicana”, aunque el acento argentino que no ha logrado perder del todo delata su identidad.
Estás lista para tu concierto en el Auditorio Nacional, el show lo has titulado Solita y sin ataduras, eso define, de alguna manera, cómo ha sido tu trayectoria, ¿no?
Sí, una larga trayectoria, en la que ha habido de todo. Estoy cumpliendo 37 años de carrera, me faltan tres para los 40; aunque estoy muy joven todavía (risas). Y sí estoy lista para ofrecer un "show" divino, lleno de canciones con mensajes, porque mi música tiene muchos mensajes, cualquier canción mía te deja algo que pensar.
Sin embargo, tus éxitos, que han sido muchos y han trascendido, han hecho que te vuelvas una clásica de la música…
Sí, yo digo que sí, por todo el repertorio que tengo y que me hace sentir como una mujer privilegiada, porque tener canciones como las que tengo te hace la vida, te hace en el escenario, porque son unas melodías y unas letras, bonitas; cantarlas, interpretarlas es un gozo para mí, es un regalo muy grande de Dios.
Fuente: /vanguardia