Familiares y amigos visitaron a aspirantes a Marinero Tropa Voluntaria

En una emotiva jornada, personas provenientes de diversos lugares del país, compartieron charlas y vivencias con los aspirantes, que se encuentran desarrollando el Período Selectivo Preliminar.
Baterías- Ayer por la tarde, aspirantes a Marinero Tropa Voluntaria que se encuentran realizando el Período Selectivo Preliminar (PSP) en dependencias del Comando de Instrucción y Evaluación de la Infantería de Marina (COIE), recibieron la visita de familiares y amigos.


La jornada inició en el Cine de la Base Baterías. Allí fueron recibidos por el Comandante del Comando de Instrucción y Evaluación de la Infantería de Marina, Capitán de Navío Javier Pedro López, quien les dio la bienvenida y brindó una exposición sobre las actividades realizadas por los aspirantes durante este PSP.


“Al encontrarse con los aspirantes, aprovechen a disfrutar el momento, pero también bríndenles el apoyo y las fuerzas para que continúen en este camino militar”, inició sus palabras.
Acto seguido, los aspirantes ingresaron desfilando a la Plaza de Armas de la base. Luego de entonar las estrofas de la Marcha de la Armada, interpretada por la Banda de Música de la Base Naval Puerto Belgrano, recibieron la orden de “romper fila” y así poder reencontrarse con sus familiares y amigos.
Durante la visita en el Cine de la Base de Infantería de Marina Baterías se proyectaron videos institucionales y filmaciones de las actividades realizadas por los aspirantes. También las puertas del Museo de la Infantería de Marina se encontraron abiertas al público.

SENSACIONES DEL REENCUENTRO

Personas provenientes de Punta Alta, Bahía Blanca, la zona y diversos puntos del país, asistieron para reunirse con los aspirantes y compartir charlas y vivencias durante el Período Selectivo Preliminar.
Desde la ciudad de Trelew, provincia de Chubut, Ana Castillo viajó para fundirse en un abrazo con su nieto, el aspirante Ezequiel Varela Vázquez. “Desde que apareció su imagen en el video que estoy llorando; lo veo cambiado, lo veo lindo. Lo primordial de hacer este sacrificio era para darle el ánimo y las fuerzas necesarias para que siga adelante con el sueño que él tiene: el de ser un hombre de la Armada”.
“Siento una emoción muy grande. Extrañaba mucho a mi familia, pero lo sabía desde que ingresé aquí: es algo que me gusta y voy a cumplir mi objetivo para que ellos se sientan orgullosos de mí”, mencionó Ezequiel.
Por su parte, el aspirante Alejandro Bueno, jujeño, fue visitado por su novia y su familia, quienes residen en la ciudad de Punta Alta. “Ver caras conocidas de nuevo es hermoso. Estoy disfrutando de este momento, pequeño pero muy emotivo”, destacó.
“Verlo después de un tiempo me llena de orgullo y emoción. Siempre lo voy a apoyar en lo que él decida; sabemos que va a ser un gran profesional y va a dar lo mejor de sí”, dijo su novia.
La aspirante Salome Acosta, nacida en Tucumán, recibió la visita de su madre Sandra Villafañe, quien viajó 24 horas desde la ciudad de Alderetes. Con los ojos desbordados de lágrimas, Sandra resaltó que “es muy difícil describirle con palabras lo que siente mi corazón en estos momentos. Siento un orgullo, una alegría y una satisfacción enorme y por eso el llanto se hace inevitable”.
Con respecto al reencuentro con su mamá, la aspirante de 19 años, indicó que era la primera vez que estaba tan alejada de ella. “Por eso verla me llena de felicidad y me da las ganas de seguir adelante. El tiempo de espera se pasó rápido y hoy puedo abrazarla y decirle que estoy bien”.
“Es la primera vez que vengo a la visita. Ella tiene dos hermanos en la Armada y nunca había podido venir a la visita, sí a sus egresos; fue un evento hermoso y lleno de historias lindas con gente que hace muchos sacrificios”, finalizó Sandra.
Desde Punta Alta, Angélica Reyes acudió al encuentro de su sobrina, la aspirante Jaqueline Reyes. “Vengo en representación de sus padres, que no pudieron viajar desde Salta. La extrañábamos muchísimo y verla después de un tiempo, nos da una felicidad muy grande”.
Tras hablar con sus padres por teléfono, y visiblemente emocionada, Jaqueline expresó que “es un alivio muy grande haberlos visto y darles un abrazo porque ellos son mi contención aquí. Estoy feliz porque hayan venido, y me dan la fuerza necesaria para no bajar los brazos y seguir por este camino”.
Los aspirantes –jóvenes hombres y mujeres procedentes de varias provincias del país–, se encuentran en el PSP desde el 20 de agosto y egresarán como Marinero Segundo Tropa Voluntaria a fines de octubre, siendo destacados a unidades de Infantería de Marina, de Vigilancia y Seguridad o como personal de dotación y servicios.