Procesan a paraguayo por baile erótico durante evento gay

La justicia paraguaya inició, este miércoles, un proceso penal con expectativa de un año de prisión contra un bailarín por supuestamente realizar movimientos eróticos durante una manifestación de la comunidad gay.
El juez Gustavo Amarilla dijo que admitió la imputación de “exhibicionismo obsceno en presencia de menores de edad” efectuada por la fiscalía contra Bruno Almada, de 26 años. En la primera semana de junio se hará la audiencia de identificación del imputado para la imposición de medidas cautelares, de acuerdo con el código procesal.
El código penal establece que el castigo para el exhibicionismo público es un año de cárcel o multa a ser resuelta por el juzgado.
Simón Cazal, director de la organización no gubernamental Somos Gay, dijo a The Associated Press que Almada fue un bailarín invitado al evento junto con otros músicos. “Presentó un baile con mucho movimiento en el centro de la plaza en Asunción en donde tuvimos nuestro escenario para manifestarnos en contra la discriminación y la necesidad de una ley que establezca el matrimonio entre personas del mismo sexo”, explicó.
Cazal acotó que los niños “que llegaron hasta nosotros en su mayoría provenían de las decenas de casas de cartón y madera existentes en la plaza enfrente del Congreso, en donde se ubicaron familias humildes desplazadas por la crecida del río Paraguay”.
En el país sudamericano no existe aún una ley que autorice el matrimonio entre personas del mismo sexo porque, según los legisladores consultados por la AP, la Constitución señala que éste se forma entre un hombre y una mujer.